dilluns, 1 d’agost de 2011

LA DOSI GRISA...

POR TÍ ME DROGARÉ...

“Bienvenida al club”. Estas fueron las palabras con las que puso fin a la terapia y empezó una nueva etapa en mi vida. Luego, como un pensamiento en voz alta añadió “cojonudo” y carraspeó como si le supiera mal escuchar sus propias palabras.

- ¿De verdad? Dije yo.

- Sí, en serio

Así que me explicó el siguiente paso. Me haría un informe para el médico de cabecera, quien me recetaría los antidepresivos. En teoria la fórmula mágica para dejar de sufrir, o según entendí yo, para dejar de hacer la vida imposible a los demás.

¿Y qué pasa con mi vida?

Cuando salí de la consulta, me invadieron infinitas preguntas a las que no encontré respuesta. ¿Qué passaría a partir de ahora? ¿Qué parte de mi se anularía? ¿En què cambiaria? Tenían que fumigarme las neuronas, de manera que algún mecanismo dejara de funcionar. De conciencia sólo tenemos una, me dijo, y es la que es. Y la mía estaba estropeada.

¿Era posible, después de varios meses que no hubiera funcionado ni la terapia, ni la homeopatía, ni el shiatsu? ¿Tan arraigado estaba en mí ese sentimiento como para no poder hacerle frente con arma blanca? O quizás tenia algo de razón y nadie quería entenderme… Es por eso que tomé la decisión de escribir. Escribir todo lo que me va a a pasar de ahora en adelante. Escribir para que quede constancia, por si alguna cosa no funciona. Quizás deberían haberme tenido en cuenta en algún momento. Quizás lo hagan cuando todo esto acabe.

Si me equivoco y es verdad que las pastillas me “curan”, todo esto habrá servido de alguna cosa. Pero si es que no y mi vida distorsiona hasta el punto de volverme loca, o suicidarme, o separarme, o qué sé yo… que no sea en vano. Esta va a ser mi historia y la voy a compartir.

Este libro, a diferencia de la mayoría, no tiene un final escrito. Ni por asomo sé yo como acabará. Ojalá que bien…

De momento tengo el informe en el asiento del coche. Lo leí pero me pareció un argumento repetitivo, casi mecánico del que suele hacer estas cosas a partir de una plantilla establecida. Ojalá me equivoque. Por el momento, el diagnóstico es que tengo un trastorno psicológico que hay que arreglar. Quien lo diría…

(Continuará...)

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada